Visita a la London Fashion Week

Por Juan Duyos 

Un fin de semana largo en Londres da mucho de sí. Y más, si es durante la London Fashion Week. Elisa Palomino nos invitó a su desfile y aprovechamos para analizar la pasarela inglesa. Visitas como ésta permiten reflexionar sobre nuestras virtudes y nuestros defectos. Por muy odiosas que sean las comparaciones. He aquí algunos de nuestros hallazgos.

Aquí, la sede oficial de la London Fashion Week, que este año se ha trasladado a Somerset House. A sus espacios comunes no hay restricción de acceso. A la carpa central de los desfiles y a los showrooms del interior, sí. Por eso se agolpan curiosos y fashionistas. Pero es muy polite todo. Un edificio emblemático de la ciudad aprovechado para la moda, un ejemplo a seguir para integrar la cultura de moda en pleno centro de la ciudad.

En Somerset no todo es ideal, te encuentras sorpresas como ésta: una fila de modelos ¿saliendo (o entrando) de un desfile? a la vista de todos los visitantes. Raro.

También hay celebrities. Aquí una muestra: una famosa local que yo no sé quién es dándolo todo ante los objetivos.

Y, como en todas las semanas de la moda, hay gente muy pintona que se pone el look para que le hagan la foto. La rubita de la izquierda lleva un look de Mary Katrantzou, una de las jóvenes diseñadoras inglesas apoyadas por Topshop. Esos grandes almacenes llevan diez años apoyando a los creadores de su país. Ojalá aquí cundiera más ese ejemplo. La chica de la derecha se autodefine como “un proyecto de Suzy Menkes”. Pues eso.

Blogueras a pie de calle. O, más bien, a pie de puerta. En Somerset las instalan justo a la entrada y con todo el ajetreo de gente pasando a su alrededor. Muy ensimismadas ellas, debe de ser una tendencia global. Y la cafetería, otro ejemplo a seguir: comfort food y ambiente agradable.

El showroom belga: la escuela de Amberes y la de Bruselas de la mano mostrando sus propuestas en uno de los salones de Somerset. Otra buena idea para invitar a países a mostrar (y vender) sus trabajos.

Dos propuestas inglesas a destacar en el showroom de Somerset:

El dúo Hermione de Paula: salidas de la Saint Martins y con un carrerón, han trabajado en Dior Couture, Alexander McQueen, John Galliano y Gilles. Hartas, se lo han montado por su cuenta. Suerte, guapas.

Y Julian Hakes, un arquitecto que tras 10 años proyectando puentes, se ha montado un único modelo de zapato arquitectónico en forma de muelle que reproduce hasta el infinito. Lo más.

Y de la Somerset House, sede oficial de la London Fashion Week, a otro edificio emblemático en el centro de la ciudad, la sede del London off: el Freemasons’ Hall, centro de la logia masónica. Palabras mayores. El paseo de una pasarela a otra permite comprobar cómo se respira un ambiente de moda viva en la ciudad. Era casi tan interesante el desfile de los masones a la puerta para reunirse un sábado por la mañana como los delirios estilísticos de los invitados que se agolpaban en la cola a primera hora para los desfiles. Hay otros mundos, y están todos en éste.

El edificio por dentro también es impresionante: un desparrame de mármoles, vidrieras, artesonados, galerías y reliquias. Aquí estoy con Lucía Cordeiro esperando a que empiece el desfile de Elisa Palomino en uno de sus impresionantes salones. Los fotógrafos, situados en un altar bajo una vidriera. Muy dramático. Palomino style.

Las propuestas de Elisa no podían encajar mejor con el ambiente (aderezado con banda sonora operística). Resultaba muy emocionante. Los invitados, seleccionados: prensa compradores e íntimos. Nada masivo.

En el backstage palaciego de Elisa Palomino. Divertidísimo ver cómo las modelos se “desmontaban” el lookazo bajo cuadros de los antepasados masones. Frenesí y moda en vena. Da gusto ver tanta vida en un backstage.

No podíamos marcharnos del Freemasons’ Hall sin fijarnos en el showroom con las propuestas de otros jovencísimos diseñadores ingleses (como un Ego que ya se ha hecho mayor). Experimentalismo y buen hacer a partes iguales. El espacio era tan exquisito que subía el nivel. Una constante que a veces echamos de menos en Madrid.

8 pensamientos en “Visita a la London Fashion Week

  1. pues las compara ciones son odiosa, pero en madrid tenemos que ponernos las pilas o nos dejan atras estos ingleses!
    me encanta que me conteis esto…creo que tenemos edificos mpresionants para hacer desfiles y estan cerrados con telerañas!!!

  2. que buena idea que escriban los diseñadores!
    estaria guai que escriba agata ruiz de la prada ,que es muy divertida con los corazones y las nubes y las risas todo el rato ,desde hace tantos años!
    por favor que nos escriba algo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s